Exequias a la Sección 22 de la CNTE

+ Los maestros de hoy se han convertido en peores que el charrismo que combatieron hace más de 30 años y también deben irse

+ FPR y FP-14 de Junio, los mercenarios al servicio de la Sección 22

+ Se unen los reporteros en contra de las agresiones del Magisterio

Abundio Núñez

Periodistas-en-riesgo-1Con sus acciones fuera de toda lógica y raciocinio, los dirigentes de la Sección 22 del SNTE abonan cada día al descrédito y muerte de un gremio que alguna vez intentó ser la vanguardia de los habitantes de estas tierras.

Cómo explicar ahora a las nuevas generaciones de ciudadanos, precisamente en  manos de ellos, que deben rechazar la realización de un examen de oposición para acceder a una calificación, a un grado académico, a una plaza de trabajo.

Con acciones tan impopulares, cómo argumentarle a la sociedad que ellos, los maestros y maestras de la Sección 22, siguen siendo la garantía de una educación que servirá para el futuro de sus hijos e hijas.

Cómo pedirle al pueblo que confíe, que el futuro de sus descendientes están en buenas manos, en las de los maestros y maestras de la Sección 22 que rechazan hacer exámenes y demandan plazas gratuitas y bien pagadas, incluso sin acudir a las aulas, como aviadores del dinero que ese pueblo paga con sus impuestos.

Por eso indigna el llamado, convertido casi en grito de guerra, del secretario general de la Sección 22 del SNTE y uno de los líderes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Rubén Núñez Ginez, a sus compañeros  de aventura.

Sin vergüenza alguna, Núñez Ginez retó al Gobierno federal y especialmente a la Secretaría de Educación Pública (SEP) con su casi orden a los maestros para que “no participen en el proceso de evaluación punitiva en todas sus etapas, que a partir de estas fechas está convocando el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) y que someterá a todo trabajador al proceso de separación y despido del servicio educativo”.

Más allá de las posturas políticas e ideológicas de la Sección 22 y el Gobierno federal priista, a qué le tienen miedo Núñez Ginez y la mayoría de los maestros?

¿Qué de plano nada saben y dan por hecho que reprobarán el examen? ¿En más de 30 años de ser juez y parte en el proceso educativo de Oaxaca no han aprendido lo suficiente como para aprobar una evaluación mínima? ¿Por qué los profesores de 28 de los 32 estados de la República han aceptado la prueba? ¿Qué tienen los otros que no puedan éstos?

El titular de la SEP, Emilio Chuayffet Chemor, aseguró que “llueve o truene” se realizarán las evaluaciones docentes en todo el país, aunque de última hora tuvieron que suspenderse en Oaxaca por temor a lo que pudieran hacer los maestros.

El miércoles 17 de junio los profesores de Oaxaca regresaron a clases, luego de un paro de dos semanas que dejó sin clases a 1.3 millones de estudiantes, aunque el IEEPO diga que sólo fueron 950 mil.

El ciclo escolar 2014-2015 concluye oficialmente el 14 de julio próximo, pero la Sección 22 amenaza con boicotear la aplicación de las evaluaciones docentes previstas del 20 al 22 de junio para la promoción de maestros a cargos de director y supervisor, que los seguidores de Rubén Núñez Ginez exigen sean gratuitos y por ellos repartidos.

***

Los trabajadores de la educación que hace más de 30 años se ganaron la simpatía de la población con su rechazo al “charrismo” que practicaba la cúpula del Magisterio nacional, dirigido entonces por el priista Carlos Jonguitud Barrios, hoy se han convertido en peores que éste, por lo que también deben irse.

Ha comenzado el principio del fin de su reinado. Deben entrarle al relevo las nuevas generaciones de profesionistas críticos, pero responsables; combativos, pero conscientes de que su papel está en las aulas, en la formación de los nuevos ciudadanos y ciudadanas que necesita Oaxaca para insertarse con éxito en el nuevo escenario mundial, lleno de profesionales y no de mediocres, con promedios ínfimos, ubicados en los últimos lugares de la escala del conocimiento nacional.

***

Periodismo-Trabajo-peligroso-2Convertido su gremio en un poder fáctico, especialmente en Oaxaca, pero también a escala nacional, para negociar posiciones políticas, canonjías y hasta la liberación de presos políticos ligados a la guerrilla, la Sección 22 del SNTE se ha hecho de las peores prácticas que tanto criticaba al PRI y a la derecha, al grado de contar con grupos de choque y mercenarios para destruir y/o ganar lo que quieran con base en el vandalismo y el terrorismo.

Entre los mercenarios que en Oaxaca le sirven a la Sección 22 figuran el Frente Popular revolucionario (FPR) y el Frente Popular 14 de Junio, esta última escisión del primero.

Éstos se dedican a realizar el trabajo sucio que no puede hacer la Sección 22 de manera abierta. También aportan los mártires para la causa; es decir, los prisioneros para continuar ostentándose como organización “democrática” y “combativa” y demandar la “liberación inmediata” de sus presos “políticos” y “de conciencia”.

***

La necedad, el poderío y la visión torcida de la vida que tienen la mayoría de los integrantes de la Sección 22 del SNTE han hecho que también pretendan una prensa a modo, sumisa, servicial, que les haga el trabajo y que ensalce como “vanguardistas”, “proletarias”, “democráticas” y “revolucionarias” todas sus acciones por fascistas que sean.

Golpean a los periodistas, los despojan de sus equipos de trabajo, no les permiten realizar su labor, les niegan información, pero eso sí, cuando desean emitir sus declaraciones, lo primero que convocan es a una conferencia de prensa para que los reporteros y reporteras les publiquen todas sus barbaridades.

Para fortuna, el gremio periodístico se ha unido, pero en contra de las arbitrariedades del Magisterio y sus grupos de choque, como el FPR y el FP-14 de Junio.

Algunos compañeros y compañeras empiezan a tomar conciencia de lo peligro que implica el ejercicio periodístico en Oaxaca, sin ninguna protección formal ni legal por parte del Gobierno del Estado, por lo que han acordado no publicar ni una línea, ni una palabra, a sus agresores, como el FPR.

Si quieren publicitarse que paguen los espacios o, mejor aún, que abran sus propios medios de comunicación para ver si logran credibilidad entre la opinión pública.

Ahí está el caso de “Radio Cacerola” o “Radio Plantón”, como le denominan a la emisora clandestina que posee la Sección 22, y que por sus mensajes dogmáticos, hechos a modo, se ha alejado del gusto del público.

A la fecha, sus llamados a la insurrección ya no tienen el efecto del 2006, cuando las voces de la “Doctora Escopeta” y “La Jicayán” cimbraban el cuadrante y atraían a los escuchas en tormo del movimiento magisterial-popular que hoy ya perdió su rumbo y necesita renovarse urgentemente.

***

FPR-vs-Periodistas-3La Sección 22 del SNTE murió como semillero perenne de ese apostolado que creaba líderes sociales conscientes que se volvían guías y tutores de las comunidades para enseñar a sus hijos no sólo a leer, escribir y pensar, sino también el camino del bien ser y del bien actuar.

Cómo seguir ahora a un maestro que roba gasolina y quema urnas, y que en lugar del libro, el lápiz y el cuaderno, fabrica y carga bombas molotov, cohetones, tubos para disparar, piedras, palos, cuchillos, navajas y hasta armas de fuego para enfrentar a la policía, aunque en ese intento vayan vidas de la ciudadanía inocente.

Definitivamente, el maestro dejó para siempre esa imagen de apóstol de la educación para ser sólo un presunto delincuente.

Twitter: @abundionunez

Correo-e: abunez@live.com.mx

 

Deja un comentario