Derecho a saber

La ciudadanía ya no es la de antes. Las innovaciones tecnológicas y la multiplicación de las redes de información van abriendo espacios para el debate de ideas y el surgimiento de nuevas iniciativas ciudadanas y alianzas civiles para contrarrestar la centralización de los poderes constituidos, lo que permita alentar el ejercicio democrático.

Mucha-genteEl derecho a saber, retomado como una iniciativa del capítulo Oaxaca de la Asociación para el Derecho a la Información (AMEDI), de organizaciones civiles y del Instituto de Investigaciones Sociológicas de la UABJO se construye como una plataforma alternativa para insistir en la rendición de cuentas y la transparencia obligatoria en el ejercicio de los recursos públicos.

Es claro que esta exigencia ciudadana no puede quedar solo en el plano de la mera demanda y su cumplimiento formal, sino que debe pasar al análisis de datos al tiempo que dote de información y permita ir fortaleciendo a la ciudadanía con una cultura proactiva, para seguir dando pasos hacia delante.

En este proceso el papel de la prensa es clave, en tanto se convierte en el vehículo de transmisión de información, sobre todo ahora con la renovación de sus mecanismos de acceso, al dar saltos cualitativos hacia formatos digitales que permiten la multiplicación de sus mensajes en los nuevos laberintos virtuales, para llegar a mayores audiencias.

Esto constituye un reto para los candidatos de los partidos políticos y para los gobiernos constituidos, pero también para los medios informativos tradicionales, en tanto tienen que replantear sus propuestas en función de lo que los ciudadanos esperan, pero también, de lo que los ciudadanos construyen.

La iniciativa de AMEDI Oaxaca que aglutina a periodistas independientes, con académicos y organizaciones como Educa, con trayectoria en la formación ciudadana y el portal Página 3, permite visualizar que los actores no van por separado sino en una alianza civil que apuesta a la constitución de contrapesos ciudadanos para ir construyendo espacios políticos distintos, en donde se escuchen distintas voces.

La colocación de la plataforma virtual de esta alianza se justifica en primer término como “un proyecto que integra voces y miradas diversas en torno a una preocupación en común: el derecho a recibir información amplia, objetiva y plural sobre los candidatos a la gubernatura del estado de Oaxaca”.

Ello, en reconocimiento que los momentos electorales, renuevan poderes públicos, también configuran coyunturas importantes para alentar la circulación de ideas y propuestas sobre el presente y el futuro que se quiere en un tiempo más amplio que el de las campañas proselitistas, en los tiempos de los gobiernos constituidos.

Resulta saludable la multiplicación de estas iniciativas, debido a que permiten perfilar el desarrollo de una ciudadanía más informada, crítica, más exigente, más participativa y menos manipulable.

Es relevante la participación de académicos de la UABJO en este proceso, en tanto la universidad misma es escuela para la formación de ciudadanos y es frecuente que en las aulas universitarias se aliente el debate, en donde los problemas de la realidad se revisen a partir de los bagajes conceptuales y metodológicos de las disciplinas y en el ejercicio constante de pensar soluciones a los múltiples problemas de la sociedad.

Entre los muchos ejercicios que se desarrollan en nuestra universidad, se puede mencionar el reciente foro “la universidad pública a debate”, que permitió la discusión abierta entre los universitarios oaxaqueños con especialistas en el tema, como Luciano Concheiro y Axel Didrikksson.

Además, sobre los procesos de transición democrática, el debate con el politólogo de la UNAM John Mill Ackerman, eventos alentados por el sindicato universitario de maestros.

Es indiscutible que el insumo de la participación ciudadana es la información, no como concesión de los gobernantes, sino como el cumplimiento de un derecho fundamental reconocido en la legislación internacional, el derecho a saber.

Comparto el gusto de la aparición de dos nuevo libros sobre política y participación, uno de autoría individual “La política y las calles. Resistencias y continuidades en Oaxaca”, bajo el sello editorial de M.A. Porrúa, la UABJO y la Asociación Mexicana de Ciencias Políticas; el prólogo del buen amigo Sergio Tamayo de la Red Mexicana de Movimientos Sociales; otro, el libro colectivo del Cuerpo de Estudios Políticos del IISUABJO y colegas del doctorado de sociología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, “Participación y rupturas de la política en México”, con prólogo del filósofo irlandés J. Holloway.

*Investigador del IISUABJO. Integrante del Sistema Nacional de Investigadores Conacyt.

Twitter: @Bautistaeduardo

Facebook: Eduardo Bautista

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *