Director: Abundio Núñez Sánchez
 Oaxaca de Juárez, Oax. Jueves, 24 Jul 2014
Rebeca Luna Jiménez / e-oaxaca.mx

SAN DIONISIO DEL MAR, Oaxaca., Oaxaca., octubre 11.- La caravana de la solidaridad con la comunidad de indígenas Ikoots que protesta por las empresas eólicas instaladas en San Dionisio del Mar, no pudo ingresar a esa población ubicada a 280 kilómetros al oriente de la capital oaxaqueña, debido a que simpatizantes del presidente municipal de ese lugar, Miguel López Castellanos, estaban armados con palos y machetes.

Los también afines a la construcción del parque eólico por parte de la española Mareña Renovable, bloquearon los accesos desde temprana hora, para que no pudiera pasar la caravana conformada por organismos civiles.

Los grupos identificados con el PRI no permitieron el paso de la caravana anunciada desde hace dos semanas, quienes pretendían entregar víveres a quienes tomaron el palacio municipal al exigir la salida de la empresa eólica.

Cabe señalar que desde hace varios meses la asamblea comunitaria convinieron no permitir el ingreso a la empresa Mareña Rentable, y por ende, no rentarles los terrenos para la colocación de aerogeneradores en caso mil 500 hectáreas de tierras.

La caravana está encabezada por las organizaciones del Frente por la Defensa de la Tierra, la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni) quienes desistieron entrar a la población por no existir las condiciones pese a que se integraron elementos de la Policía Estatal y de la Defensoría de los Derechos Humanos y del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Se ha podido establecer que no toda la población de San Dionisio del Mar está en contra de la construcción del parque eólico que generará más de 395 megawats de electricidad a través del viento, que pretende dar una inversión anual de 36 millones de pesos considerando los empleos, el proyecto tiene una costo de mil 200 millones de dólares.

Cabe señalar que en el pasado foro de organizaciones civiles, se declaró que los aerogeneradores lo único que provocarían es ahuyentar a los peces y camarones de la barra de Santa Teresa, dijeron algunos ponentes.

Por los hechos ocurridos este miércoles se abrió el expediente de queja por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), la 70/RIJ/(10)/OAX/2012.