Connect with us

Los retos de un probable gobierno priísta

Un cambio de partido en el gobierno del país ha sido, es y seguirá siendo resultado de varios factores de diversa índole, muchos de los cuales no están al alcance del ciudadano común, como es el caso de quien esto escribe.

Vale la pena recordarlo para no caer en la ingenuidad de atribuirlo a una sola causa, por importante que sea en la realidad. Por ejemplo, no hay que olvidar nunca (cosa que hacemos con bastante frecuencia) los movimientos en los intereses y la política de nuestros poderosos vecinos del norte, que siempre, desde que somos una nación independiente, ha tenido las manos metidas hasta los codos en nuestros asuntos internos. Y no creo que los tiempos que corren sean la excepción.

No obstante esto, es innegable, al menos en mi modesta opinión, que el rápido avance del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las simpatías del electorado nacional está directamente relacionado con el mal desempeño del panismo en el gobierno; mal desempeño que se hace más evidente por el agudo contraste entre las demoledoras críticas que endilgaron y endilgan todavía a los “regímenes autoritarios” (léase priistas) que les antecedieron, las exageradas promesas de enmienda y de un destino mejor para todos los mexicanos, y los magros (por no decir nulos) resultados concretos de las políticas que han venido aplicando.

Es necesario señalar, además, que en muchos e importantes indicadores del bienestar de la población, en vez de avanzar hemos retrocedido, y de modo sensible. Sensible al menos para quienes sufren en carne propia los efectos de tales retrocesos.

De aquí se deduce sin mucha dificultad que, si en el ya cercano 2012 el electorado se inclinara por otro partido, por el PRI concretamente, ello sería un mensaje claro de que el ganador debe evitar, como a la peste bubónica, la tentación de volver a gobernar con su viejo estilo y con sus viejos y gravísimos errores; y con mayor razón aún, evitar la tontería de imitar los peores rasgos, las peores prácticas y las peores líneas de acción del panismo que son, justamente, la causa del retroceso y de los nulos resultados de que hablamos.

Si los priistas, de nuevo en el poder, no entienden esto y se limitan a “renovar el discurso” pero no su modo de gobernar, obtendrán los mismos o peores frutos y no durarán más de 6 años en la silla.

Y si, contra la voluntad mayoritaria del país, pretenden perpetuarse otros 70 años en el poder echando mano de sus gastadas mañas electoreras, pondrán al país, sin ninguna duda, al borde de la guerra civil.

Mucho puede decirse de lo que la nación espera de sus gobiernos, ante la crítica situación actual. Se podría hacer una lista larga y puntual de las deudas del poder público con los pobres del país, cuya fecha de vencimiento hace rato que quedó atrás; pero ni el espacio ni la naturaleza de esta colaboración permiten tal prolijidad, por lo cual me limito a resumir todos los pendientes en dos grandes rubros cuyo grado de generalidad (sin por ello perder el carácter preciso de su contenido) abarca todo lo que no puedo detallar.

Esos dos grandes retos son, primero, lograr un crecimiento y desarrollo de nuestra economía a la altura de lo que demanda una población de más de 106 millones de habitantes y un mercado mundial cada vez más exigente y competitivo; y, segundo, instrumentar políticas enérgicas, eficaces y con resultados tangibles, para una mejor distribución de la renta nacional. Nada más, pero nada menos.

Desgraciadamente, hay claros indicios de que muchos priistas encumbrados, entre los que se cuentan varios gobernadores, lejos de entender así las cosas, están pensando y actuando como la nobleza de Francia, con Luis XVIII a la cabeza, después de la caída de Napoleón, esto es, que la gente los aclama precisamente por lo que eran en el pasado y siguen siendo en la actualidad; que los acepta tal cual porque ya entendió que sus errores no eran tales errores, sino el “derecho natural” de los poderosos, y que el despotismo y la explotación es lo que ellos merecen como “populacho”.

No solamente no ven lo que deben corregir; sienten que su obligación es repetir, “C” por “B”, sus viejos errores, abusos e injusticias, porque eso es lo que la gente quiere, extraña y demanda. Y no estoy inventando nada.

Ahí está lo que ocurre en Hidalgo, dónde un gobernador priista, Miguel Ángel Osorio Chong, no solamente niega a los indígenas huastecos el bienestar elemental a que tienen derecho y la libertad de elegir a un mísero delegado municipal en una perdida aldea de la sierra hidalguense; también se resiste a cumplir la palabra empeñada y firmada por su Secretario General de Gobierno, para atender demandas elementales en otros rincones de su estado.

Y ante la protesta legítima de los inconformes, no vacila en echarles encima un “autobús de pasajeros” para masacrarlos y obligarlos por el terror a suspender su marcha hacia la capital del país.

Y por ahí va Fernando Toranzo Fernández, recién ungido gobernador priista de San Luis Potosí. Apenas asumió el cargo, su primera preocupación fue hacerle saber a los antorchistas que “su gobierno” no está dispuesto a gastar “recursos excesivos” para satisfacer “demandas injustificadas y abusivas” de las organizaciones populares.

Que tampoco está dispuesto a tratar con “líderes corruptos” que sólo “medran” con la pobreza de la gente. No contento con eso, ha hecho saber a los dirigentes antorchistas, a través de sus operadores políticos, “que la cosa va en serio” y que “el señor gobernador está dispuesto a ir a fondo, hasta sus últimas consecuencias”, y que “es mejor resignarse y llevar la fiesta en paz”.

La amenaza no podía ser más brutal ni más transparente, y es necesario, por eso, advertir desde ahora a la opinión pública nacional.

Vuelvo, pues, a preguntar: ¿Es así como el PRI (o algunos priistas) aprenden de sus errores? ¿Es con ese espíritu y con esas políticas represivas con los que se disponen a retomar las riendas del país? Si es así, que Dios nos coja confesados (a los ciudadanos y a los gobernantes).

(*) Dirigente del Movimiento Antorchista Nacional.

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

e-oaxaca en twitter

RT @INBGuadalupe: El coro formado por el M.I. Sr. Canónigo Eduardo Chávez, presenta ante nuestra Señora de Guadalupe "La Narración de las A…
h J R
e_oaxaca
#Entérate Habrá presupuesto responsable, acorde con lo que requiere Oaxaca: @HoracioSosaOax https://t.co/9wRqqh0bDT https://t.co/WJSev2xD6g
h J R
e_oaxaca
#QueNoSeTePase Invitan a celebrar el 20 aniversario de los Miércoles de Danzón ‘Luis Santiago’… https://t.co/g7orJT5Wgo
h J R
e_oaxaca

Más en Aquiles Córdova Morán