Connect with us

Las dudas que dejó la “captura” del sonriente Javier Duarte

¿Javier Duarte se entregó a las autoridades tras llegar a un acuerdo con el gobierno de Enrique Peña Nieto? Es la pregunta que ronda en la prensa mexicana ante las inconsistencias de la versión oficial, la manera en que la policía dejó libre a la esposa del exgobernador de Veracruz y el viaje realizado por sus hijos, justo un día antes de su captura. Demasiada coincidencia, de acuerdo con algunos analistas.

Duarte-detenido

“¿Estaremos cerca de una detención negociada después de las vacaciones de Semana Santa?”, advertía la periodista Brenda Caballero, el pasado 15 de abril, tras relatar la manera en que los hijos de Duarte viajaban desde el aeropuerto internacional de Toluca con rumbo a Guatemala, acompañados por algunos familiares.

De acuerdo con el relato de la periodista, José Armando Rodríguez Ayache, ex apoderado legal y administrador de los Tiburones de Veracruz, mejor conocido por ser esposo de Mónica Ghihan Macías Tubilla y concuño de Javier Duarte de Ochoa, quien viajó con los hijos del exgobernador veracruzano: Carolina, Emilio y Javier Duarte Macías.

Según testigos, los menores viajaban con una enorme cantidad de maletas, una situación que despertó suspicacias, luego de que las autoridades mexicanas ubicaron a Duarte en Centroamérica, luego de que el periodista Joaquín López Dóriga publicó erróneamente que el exmandatario prófugo de la justicia había sido visto en Canadá.

Twuitte-lópez-Doriga

“Si la versión de las autoridades mexicanas a las que se refiere López Dóriga es cierta, sobre que Javier Duarte se encuentra en Centroamérica ¿Se imagina que se dé la “casualidad” de que los niños por fin se encuentren con sus padres en ese país?”, señaló Caballero.

Horas después, la Procuraduría General de la República confirmaría la detención de Duarte en un hotel de Panajachel, Guatemala, con ayuda de la Interpol.

Twitte-PGR

De acuerdo con versiones recogidas por el periodista Carlos Loret de Mola, Duarte trataba de ocultar su nerviosismo durante su detención. Las primeras versiones de la PGR señalaron que Duarte entró a Guatemala desde noviembre del año pasado e ingresó a este país vía terrestre, por lo cual, la pista de los pasaportes falsos de Duarte y su esposa, incautados en noviembre pasado, fueron clave para dar con el paradero del exgobernador.

Sin embargo, la PGR dejó libre a Karime Macías, esposa de Duarte, luego de que el gobierno de México no presentó ante Guatemala una solicitud para detenerla con fines de extradición. Esto, aún cuando Macías, sus papás, su hermana y su cuñado son investigados según el expediente FED/SEIDF/UEIDFF/VER/001653/2016, por presuntamente haber comprado con dinero procedente del erario de Veracruz, al menos 4 residencias en Houston; 3 lujosos departamentos en la Torre Pelícano, en Boca del Río, y oficinas ejecutivas en Polanco.

Karime Macías “no tiene ninguna solicitud para una detención con fines de extradición. Están libres, no tienen ninguna situación de enfrentar la justicia mexicana, entonces ellos pueden moverse libremente en México”, señaló el subprocurador jurídico y asuntos internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán, durante una conferencia en Guatemala.

“Duarte no se entregó, trabajos de inteligencia llevaron a su captura”, agregó el funcionario en entrevista con Noticieros Televisa.

LAS SOSPECHAS QUE CONTRADICEN LA VERSIÓN OFICIAL

Sin embargo, diversos analistas han advertido que la versión de la PGR omite puntos clave que hacen suponer que la detención de Duarte fue pactada de antemano con el gobierno mexicano, principalmente por el viaje de sus hijos y la inexplicable manera en que el gobierno de Peña no solicitó la detención de Karime Macías, esposa del exgobernador veracruzano.

“Fue una operación binacional de 72 horas que acabó con una fuga de seis meses, pero que no termina de explicar con la información disponible, si se trató de una detención químicamente pura, o si fue una entrega negociada, donde se le dio como concesión poco más de un día de estar con sus hijos, que llegaron a su último refugio sin disfrazar su destino”, señaló el periodista Raymundo Riva Palacio en su columna titulada, ¿Se entregó Duarte?

Si la súbita salida de su familia a Guatemala es una de las razones que despiertan dudas, también lo es que Karime, la esposa de Duarte, acusada por la PGR por su posible complicidad en el desvío de recursos públicos, se encuentre libre porque las autoridades mexicanas no solicitaron su captura”. Raymundo Riva Palacio, periodista

Una versión con la cual coinciden algunos otros analistas.

“Los argumentos de la sospecha tienen que ver sobre todo con el viaje que realizaron desde la ciudad de Toluca hacia Guatemala ocho familiares de Javier Duarte”, señala el periodista Ricardo Raphael, quien considera que “hay algo en la historia oficial que nos cuentan sobre la detención de Javier Duarte que nada más no cuadra”.

“No se necesitaría ser Sherlock Holmes para vigilar a los descendientes de Duarte con el propósito de dar con el paradero de su padre. Cada uno era una flecha obvia en la ruta de localización”, agrega Raphael, quien apunta a que ver a sus hijos antes de ser capturado, pudo ser el “último deseo del condenado” Duarte.

Por su parte, el columnista Julio Hernández, considera que la detención de Duarte no sólo persigue fines elecotrales, para apuntalar la campaña del priista Alfredo del Mazo a la gubernatura en el Estado de México, sino también desvía la atención mediática de dos temas sensibles para el gobierno de Peña Nieto.

El primero, es la detención de Tomás Yarrington, el ex gobernador de Tamaulipas y sus cada vez más evidentes vínculos con el narcotráfico, tema que podría “meter en graves aprietos a personajes actuales, si tales revelaciones llegasen a ser recopiladas y difundidas desde Estados Unidos”. El segundo tema, sería los señalamientos de corrupción del caso Odebrecht en Pemex, luego de que el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin fue acusado de recibir 5 millones de dólares en sobornos.

Documento

En este sentido, no sería la primera vez que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto presenta una versión poco creíble de un caso judicial de gran relevancia, ya que este mismo problema marcó a la actual administración luego de que peritajes de un grupo de expertos independientes desmintieran la “verdad histórica” de la PGR por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

CAPTURA DE JAVIER DUARTE NO FUE UN ACUERDO PARA DEJAR LIBRE A KARIME MACÍAS: ABOGADO

Alejandro Jaimes, abogado de Javier Duarte, aseguró que la captura del ex gobernador de Veracruz “no fue un acuerdo para dejar libre a Karime Macías”, esposa de Duarte.

Duarte-y-Karime

“Las autoridades lo encontraron y detuvieron”, dijo.

Duarte fue detenido el 15 de abril en Guatemala. Luego de eso, la PGR aclaró que  Karime Macías Tubilla, esposa del ahora detenido, no es perseguida por la justicia mexicana y puede andar libremente en el país y en cualquier territorio que desee.

Esta información fue confirmada por Alberto Elías Beltrán, Subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR) en conferencia de prensa desde la embajada de México en Guatemala.

El subprocurador aclaró que ni Macías Tubilla ni la familia cercana del ex gobernador de Veracruz tienen órdenes de aprehensión.

EXTRADICIÓN DE DUARTE

El abogado Jaimes señaló que por el momento “no tenemos información de esa petición” de extradición. En Guatemala, Rodrigo Sandoval, también defensor de Duarte,  informó que su cliente “sí va a aceptar su extradición”, lo que agilizará el proceso para que sea enviado a México.

“Cuando conozcamos a detalle la petición de extradición, decidiremos si nos allanamos o combatimos la extradición”, dijo Jaime en entrevista para Radio Fórmula.

El defensor del ex gobernador descartó que su cliente vaya a ser liberado bajo fianza por los delitos de los que se le acusa. Además, reveló que Duarte es requerido por juzgado del Reclusorio Norte pero lo más probable es que llegue a penal federal de máxima seguridad.

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en HuffingtonPost México / El Universal