Connect with us

¿Qué ha pasado con los símbolos de la izquierda?

Cuidado con la hepatitis A

Una agrupación que lleva por nombre 14 de Junio, fecha en que dio inicio la primera insurrección popular del siglo XXI, se convirtió en una asociación delincuencial que siembra el terror en comunidades pobres de Oaxaca.

Un gobernador va a una colonia popular y lanza la consigna: ¡El pueblo unido jamás será vencido! y la gente lo pone a cargar bultos de arena para quitar simbólicamente la barricada del basurero.

El mismo gobernador se reúne con dirigentes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y al final lo colocan al frente para cantar al unísono el himno de la Unidad Popular.

La imagen del Ché se convirtió en moda capitalista. La revolución bolivariana tiene como máximo exponente a un déspota. El principal político de la izquierda en México se niega a abordar temas como la interrupción legal del embarazo y el matrimonio entre personas del mismo sexo. La Primavera Árabe estalló en Twitter…

Quizá en unos años más los símbolos serán innecesarios, cuando las acciones expresen más que las modas y las poses, cuando las etiquetas ya no sean un obstáculo a las voluntades de transformación.

Martí escribió hace más de 100 años: “Ser bueno es la única manera de ser dichoso. Ser culto es la única manera de ser libre”…

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Miguel Ángel Vásquez de la Rosa