Connect with us

Llama Iglesia a no tener miedo y ser testigos de la fe en el mundo

+ El obispo coadjutor Gonzalo Calzada pide seguir la actitud del apóstol Pablo, quien vivió contento en medio de las incredulidades

OAXACA, OAX., julio 8.- En la ceremonia religiosa del sacrificio de la misa en La Catedral, los domingos al mediodía, en esta ocasión la ofició el Obispo auxiliar, mientras el Arzobispo Pedro Vásquez Villalobos, permanecía en el confesionario, escuchando y bendiciendo a los pecadores.

El Obispo auxiliar, Gonzalo Alonso Calzada Guerrero, en su homilía dominical durante el desarrollo de la misa, llamo a los ahí presentes a no tener miedo y ser testigos de la fe en medio del mundo.

Señaló al principio de su mensaje del todo religioso, que algunos hermanos han caído en la incredulidad o se han desviado en su vida cristiana, indicando que Dios nos manda, nos envía a que llevemos palabras de esperanza para que trabajemos por no destruir la paz.

Para que seamos—dijo—artífices de una comunidad mejor y que no nos bajen el ánimo, nos hagan caso o no, como le dijo Dios al profeta Ezequiel, que no debemos evitar de llevar la vida nueva y esforzarnos por construir una sociedad mejor, mas humana y mas cristiana.

Mantengamos la misma actitud del apóstol Pablo, quien dijo vivir contento en medio de sus incredulidades, de los insultos, de las privaciones, persecuciones y las dificultades que tengas por Cristo, aconsejó el Obispo en su homilía.

Pablo, el gran apóstol, dijo ver con  una gran  fortaleza y una gran capacidad para asumir el sufrimiento como una visión sana y surgió la pregunta ¿porque aguanta tanto el apóstol? porque a pesar de todo lo que sufre, continúa en su misión, porque es un hombre entero, porque es un hombre que cree plenamente en Jesús y ahí está su fortaleza.

El Obispo Calzada Guerrero, afirmó que nosotros también experimentamos sufrimiento, sabemos de las dificultades y pues ahí se haga presente, porque el Señor ve nuestra debilidad, nuestra humildad, como decía la Santísima Virgen: esto es lo que Dios puede hacer en nosotros y por nosotros, maravillas.

Manifestó que también nosotros seamos capaces de reconocer que no podemos hacer todo, necesitamos de la fortaleza que viene de Dios.

Dejemos que nuestra limitación se manifieste en la gracia de Dios, fue la parte final del mensaje del Obispo auxiliar a la feligresía reunida en la misa del medio día, en Catedral.

 

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Guillermo Castillejos / e-oaxaca.mx