Connect with us

No al aumento en el pasaje sin estudio de factibilidad

CRÓNICAS DE LA ÍNSULA

Todo indica que estamos otra vez en vísperas de disturbios en la ciudad de Oaxaca. El motivo es el inminente aumento del pasaje. Medida dolorosa pues siempre los más afectados son quienes viven en las colonias lejanas, quienes regularmente tienen que tomar hasta dos o tres rutas de camiones para llegar a su destino.

Y quienes viven en esas colonias lejanas son en su mayoría personas de clase humilde, subempleados o empleados en los trabajos de bajos ingresos. Salarios mínimos o un poco más. Si sube a 10 pesos en precio del pasaje, una de estas familias de tres miembros, los padres y un hijo, erogaría en el mejor de los casos, en sendos viajes de ida y vuelta, 60 pesos diarios. Pero como esas familias son las más numerosas y la lejanía los obliga a usar un par de rutas, lo menos que gastarían sería 120 pesos diarios, en un cálculo conservador. Una cantidad enorme cuando los ingresos son magros. El salario mínimo en Oaxaca es de 88 pesos

El costo del pasaje es de la mayor importancia, incide directamente en el nivel de vida de las personas, puede superar el 50 por ciento de los ingresos. Por ello, no debiera aumentarse de la manera desenfadada como se hace en Oaxaca, sólo porque los dueños del “pulpo camionero” no quieren dejar de ganar mucho.

Aumentos a ojo de buen cubero

Hay dos cosas que los ciudadanos no aceptarán nunca de buen grado: el aumento de impuestos y el de los pasajes. Los primeros son una carga impositiva que tiene, sin embargo, varias mediaciones, se propone, se discute y delibera, y finalmente se aprueba en el poder legislativo. El aumento de los pasajes no pasa por ese tamiz, no hay más que supuestos estudios con que en ocasiones se justifican pero que no se muestran.

En Oaxaca nunca se han exhibido esos estudios de factibilidad que demuestren la necesidad de tal aumento en el precio del pasaje. El encargado de la Secretaría de M ovilidad —éste es un gobierno literalmente de encargados— es quien ha declarado que dicho aumento es inminente, como siempre la autoridad a las órdenes de los monopolistas del transporte. Y en este caso, la Semovi antes Sevitra en manos directamente de un miembro de las familias monopolistas del transporte, Alejandro Villanueva.

Para autorizar una nueva tarifa en Oaxaca nunca se ha considerado el cumplimiento de requisitos mínimos, como podrían ser: un estudio de factibilidad realizado por una empresa imparcial o una casa de estudios; el diseño de rutas de transporte adecuadas, para que el pulpo no fuerce a los usuarios a gastar en dos o tres camiones; sacar de circulación a los camiones chatarra con más de diez años de uso, como es la norma; choferes capacitados que respeten paradas establecidas, semáforos y a los usuarios.

El estudio debe contemplar los años de servicio del vehículo, el desgaste de diferentes partes, llantas, motor, asientos, todo lo que signifique mantenimiento y sus costos. Además del precio de la gasolina, pago de choferes, prestaciones y demás si es que las tuvieran, entre lo más importante. No es con el argumento facilón de que la gasolina ha aumentado como han de justificar el aumento que se les ocurra, sino con elementos económicos científicos.

Aumentos injustificados

Plantear aumentar el pasaje de 7 a 10 pesos resulta a todas luces desproporcionado, casi el 50 por ciento de aumento. ¿De dónde sacan esa propuesta leonina? ¿Con qué elementos técnicos-científicos? Más que una propuesta era una pretendida imposición del pulpo camionero. Antes de cualquier aumento es imprescindible que muestren un estudio creíble. Lo ideal sería que la autoridad en la materia se encargara de ello, pero habida cuenta de su subordinación a los empresarios, el ITO o la UABJO podrían hacer dicho estudio.

Pero ni el gobierno del estado ni el pulpo camionero tienen interés en un estudio científico que determinara con exactitud en monto de un posible aumento. Y no lo hacen porque saben que con sus chatarras de más de 10 años de antigüedad todo es ganancia, incluso ese estudio hasta podría determinar que el monto actual del pasaje es exagerado, tomando en cuenta las grandes deficiencias y falta de calidad del servicio. Aumentar un solo peso al costo del pasaje sin justificarlo con un estudio de factibilidad es, de todas maneras, una arbitrariedad.

www.revistaenmarcha.com.mx, lc.blas@gmail.com y @blaslc

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

e-oaxaca en twitter

#QueNoSeTePase Entrega FCQ-@UABJO otra generación de 38 químicos farmacéuticos biólogos https://t.co/cHWclwAUSf https://t.co/Hk3mjArnry
h J R
e_oaxaca
#Infórmate Con mejor infraestructura educativa inician ciclo escolar 2018-2019 en #Zaachila https://t.co/ik7MAN1u4f https://t.co/T9HDKy6Coh
h J R
e_oaxaca
#Entérate Recuperé la libertad y la reforma educativa se ha derrumbado: Elba Esther https://t.co/RIri86zbEC https://t.co/nFsXpTdPwZ
h J R
e_oaxaca

Más en Cuauhtémoc Blas