Connect with us

Ricardo Flores Magón retorna a Oaxaca

CRÓNICAS DE LA ÍNSULA

A Chanta Bielma Clavel, de los últimos

grandes trovadores de la Costa de Oaxaca.

Murió el pasado fin de semana.

Este miércoles 21 se cumplen 96 años de la muerte del célebre periodista y político oaxaqueño, Ricardo Flores Magón, oriundo de Eloxochitlán, región de la Cañada. Pronto, a instancias de la madre de los tres hermanos famosos, Jesús, el mayor y Enrique el menor de los tres, salieron hacia la Ciudad de México, para que pudieran estudiar. Jesús fue el único que terminó la carrera de Derecho.

Sin embargo, tanto en sus clubes liberales opositores  a la dictadura de Porfirio Díaz, como en el largo tiempo que pasó en la cárcel, Ricardo se dio a la tarea de leer a los autores más importantes, entre ellos a Gorki, Kropotkin y Malatesta, que influyeron en su formación anarquista. Además de sus estudios en la Escuela Nacional Preparatoria y de la carrera inconclusa de derecho, con una inteligencia privilegiada, Ricardo poseía una sólida formación intelectual.

Ricardo, sólida formación intelectual

En una biografía de Ricardo Flores Magón, Librado Rivera consigna que el ideólogo liberal, además del español, sabía inglés, francés, italiano y portugués. Podía leer un poco de latín y griego y conocía algo de náhuatl. Si bien otros biógrafos hablan de sus problemas de pronunciación del inglés.

Además de cuentos escribió dos obras de teatro y sus escritos periodísticos son de gran claridad y sencillez. De ahí que las versiones de sus adversarios o los afectados hijos de sus adversarios de que escribía con faltas de ortografía es otro de los mitos, éste de mala fe contra el personaje. Uno de ellos fue el escritor mexicano Alfonso Reyes, hijo del militar porfirista Bernardo Reyes, afectado este último por las duras críticas de Regeneración.

Fortaleza y debilidades de “Regeneración”

El viejo porfirista Bernardo Doroteo Reyes Ogazón que fue Secretario de Guerra y Marina del dictador, de donde fue destituido por conflictos en el gabinete, como gobernador de Nuevo León se aprestaba a suceder a Díaz, había formado hasta grupos armados bajo su mando, “La Segunda Reserva”, con la sospecha de planear usarlos en un golpe de Estado, lo que fue denunciado por Regeneración, que, además, lo consideraba el peor de los porfiristas para suceder a Díaz. Enterado de esto, Díaz lo sacó de la Secretaría de guerra país enviándolo de nuevo a gobernar Nuevo León, y de ahí salió a Europa. Volvió cuando Díaz ya había sido forzado a dejar el poder.

Los biógrafos y estudiosos de Regeneración, asientan que hubo épocas de gran penuria económica que hasta los linotipos para formar el periódico escaseaban, de ahí que en algunas ediciones haya letras como la z usada en lugar de la s y cosas por el estilo. También obreros y trabajadoras militantes del Partido Liberal de poca instrucción escribían con errores. De ahí quizá se agarran los críticos para querer subvalorarlos.

Otras mitos en torno a Ricardo

Otro mito es hablar de los tres hermanos Flores Magón como si fueran lo mismo. No es así, Jesús pronto dejó solo a Ricardo integrándose al gabinete de Madero como secretario de Gobernación  y después fue senador de la República. Incluso viajó a Estados Unidos para convencer a Ricardo que se integrara al carro de los triunfadores, con la propuesta de Madero para que se integrara a la vida política democrática de México. Jesús regresó con su misión fracasada.

Enrique y Ricardo pelearon ya cerca del final de éste, con una intensidad que aún estando presos en la misma cárcel de Estados Unidos no se buscaban, sólo se encontraron ahí una vez. Ricardo murió en la cárcel de Leavenworth, E.U., enfermo y sin haber probado las mieles de la revolución mexicana, contrario a sus hermanos y muchos otros que si lograron algo de ese banquete.

Del 10 de septiembre de 1920 se tiene fechada una carta de Enrique a Ricardo como testimonio de la última comunicación entre ellos, enviado para felicitarlo en su cumpleaños el 16 de ese mismo mes. Enrique había salido de prisión por buena conducta; Ricardo, murió en prisión dos años después, el 21 de noviembre de 1922.

Pero hay mitos o francas mentiras más graves, como esa forzada generalización de hablar de tres grandes oaxaqueños: Juárez, Porfirio Díaz y Ricardo Flores Magón. Que se reconozcan méritos militares del segundo a favor de la nación ese una cosa, pero no se puede negar que fueron eclipsados por su sangrienta dictadura, por su desprecio al pueblo mexicano. Permitió y apoyó que millares de mexicanos humildes fueran explotados por patrones nacionales y extranjeros trabajando de sol a sol.

El libro “México Bárbaro”

Lo anterior fue lo que el grupo de apoyo a los liberales en Los Ángeles, Estados Unidos, con el escritor y periodista John Kenneth Turner, lograron revelar en el libro México Bárbaro, la esclavitud que había en diversas zonas del México de Porfirio Díaz. Quedó al descubierto la farsa del progreso porfirista, asentado en la sangre y hambre de sus connacionales, con la industria, minería, agricultura tecnificada, transporte y petróleo por completo en manos de extranjeros.

México Bárbaro gran reportaje histórico, auténtico periodismo de investigación, donde arriesgaron la vida al recorrer el país de manera clandestina, el autor y su guía mexicano, Lázaro Gutiérrez de Lara, sobreviviente de la masacre porfirista contra la Huelga de Cananea. Este trabajo demolió los cimientos de la dictadura, movió las conciencias de los norteamericanos, opuestos a la incivilizada esclavitud y vaticinó la revolución mexicana.

Ricardo en la propaganda oficialista

Otro mito es integrar a Ricardo a la galería de la revolución de 1910, como Francisco I. Madero y Venustiano Carranza, quienes colaboraron con el gobierno gringo para que Ricardo no saliera de las cárceles. Por el contrario, Ricardo fue severo crítico de los caudillos revolucionarios, fue quizá el primer opositor al naciente sistema político mexicano. Si bien fue precursor de la revolución de 1910 con sus ideas de avanzada, no es esa la revolución que él quería, donde se asentaron asesinos como Huerta, Carranza, Obregón y Calles.

Es muy larga la historia de este gigante de la historia de México, misma que hace falta desmitificar y estudiar en su real dimensión. En Oaxaca poco se conoce su trabajo, su esfuerzo, su enorme sacrificio por combatir con sus ideas a favor de las clases sociales más pobres. De ahí que la jornada Magonista que inicia este miércoles 21 de noviembre en Oaxaca, fecha del 96 aniversario luctuoso de Ricardo, sea un intento por el retorno del camarada Ricardo, parafraseando el título del libro de Claudio Lomnitz.

Homenaje, este viernes 21

Ese día, miércoles 21 de noviembre, a partir de las 10 horas habrá una ofrenda floral ante el busto del gran oaxaqueño, música y la conferencia: “Si Ricardo hubiera tenido redes sociales”. Organizado por la UABJO y la Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO). Todo en la Plazuela de la Libertad de Expresión, en las calles de Rayón y Santos Degollado, centro de la Ciudad de Oaxaca. Iniciará también ahí el diplomado en Actualización Periodística “Ricardo Flores Magón”.

www.revistaenmarcha.com.mx, lc.blas@gmail.com y @blaslc

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Cuauhtémoc Blas