Connect with us

Pide la Iglesia católica poner lo que nos toca con el gobierno de AMLO

+ “Que el Señor bendiga nuestra patria”, dice el sacerdote Alejandro Rodríguez en la homilía dominical

OAXACA, OAX., diciembre 2.- Ante el cambio de gobierno, en un día tan importante –el pasado sábado– el sacerdote del Sagrario Metropolitano dijo que la autoridad se ejerce para servir a los demás y su obligación es velar por el bien común de todos.

Fue en su homilía y la celebración de la misa tradicional del medio día del domingo donde el presbítero Alejandro Rodríguez González indicó que el Señor nos haga en esta nueva etapa del país “sentirnos colaboradores y poner lo que nos toca”.

También pidió que el Señor Jesús ilumine a quienes nos gobiernan, les de sabiduría para que tomen las mejores decisiones. A los ciudadanos los llamó a ser mas responsables y comprometidos, y que el Señor bendiga nuestra Patria.

ESTAR DESPIERTOS

En otros temas de la homilía, el sacerdote Alejandro habló del llamado del Señor a estar despiertos, citando que tiene que estar despierto el papá en la casa, porque el hijo de repente, en  la adolescencia, comienza a buscar otro tipo de pensamiento a través del internet.

Empieza a dudar de la fe que recibió, no quiere asistir a misa, se niega a recibir los sacramentos, de ahí que los papás tienen que estar alertas, despiertos, habiendo familias de 5 hijos, donde cada hijo ha tomado su propia religión y solo uno es católico, afirmó.

Agregó: hagamos conciencia de esta experiencia que tenemos de cristianos, por eso el Señor nos dice como podemos permanecer y estar despiertos, estar concientes de la fe  que hemos recibido, haciendo oración que es el diálogo abierto y sincero entre creyente y saber lo que Dios quiere.

Señaló que el problema entre familias, es la falta de comunicación, nadie quiere dialogar con el otro, ni le pone atención, a nosotros—dijo—nos puede pasar lo mismo, no ponemos atención a lo que Dios nos pide, estamos distraídos y no estamos despiertos.

VALORES, SE DEBILITAN      

Vamos viendo como se van debilitando los valores en la familia, en la sociedad, se van relajirizando,  que da lo mismo pensar en una cosa que decir otra; se escucha a veces que todas las religiones son iguales, no hay ninguna diferencia.

Se relativiza la vida porque luchamos como el don mas sagrado que nos ha dado el mismo Dios, sin embargo se promueven leyes sobre el aborto y sobre la eutanasia, siendo la mujer la que dice: puedes hacer con tú cuerpo lo que quieras.

Se promueven leyes donde se castiga duramente el matar un perrito—que no debemos maltratarlos porque son criaturas de Dios—llamó a estar alertas y atentos a través del diálogo y la oración con Dios.

Dijo el sacerdote que nos dice el evangelio no agachar la cabeza, levantar la cara y caminar erguidos, porque se acerca el momento de Dios que viene a nosotros y es capaz de cortar de tajo todo lo que esclavice, que oprima, que denigre a la persona, a sus hijos.

Destacó lo bonito de preparar la cena, reunirse en casa, poner el arbolito de Navidad, el Nacimiento,  dijo que no hay que perder la esperanza y contribuir en el proyecto de vida que Dios quiere para nosotros.

Caminemos con la cabeza levantada porque se acerca el momento de nuestra liberación, para eso tenemos que trabajar día con día; invitó a los fieles católicos, recurrir al sacramento de la confesión, reconciliación y revisarse para poder saber lo que se necesita y poder recibir la gracia de la venida de Jesús.

Terminó diciendo: no estemos con los ojos cerrados, estemos despiertos, conscientes de que el Señor nos pide con confianza, con esperanza, contribuir con nuestra vida diaria a hacer de este mundo, de esta familia, de esta sociedad, de esta iglesia, algo digno de su medida.

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Guillermo Castillejos / e-oaxaca.mx