Connect with us

La sociedad civil y el gobierno de AMLO

1.- La oposición partidista (PRI-PAN) no tiene cara para enfrentar a AMLO en temas sustantivos como derechos humanos, medio ambiente, derechos de las mujeres, derechos de la infancia, desarrollo social, entre otros de vital importancia. Y no la tienen porque cuando tuvieron el poder no hicieron las cosas bien (bueno, no todo): corrompieron instituciones, hicieron del país un cementerio, generaron pobreza y desigualdad social. La oposición partidista no tiene cara ni tiene autoridad, punto.

2.- Existen otros actores sociales con marcada autoridad que han acompañado el proceso de las alternancias políticas en el país (organizaciones de la sociedad civil, organizaciones sociales y ciudadanas, periodismo independiente, algunos órganos autónomos, algunos sectores de la academia y la intelectualidad, algunos sindicatos). AMLO mide a todos ellos con la misma vara que a la oposición partidista y, más aún, les llama conservadores.

3.- Estos actores sociales son contrapesos que han venido marcando los cambios en el país desde hace más de 50 años. Cuando AMLO era parte del sistema que hoy confronta.

4.- Las recientes declaraciones de AMLO, respecto al papel de las organizaciones de la sociedad civil tiene un nombre, se llama obcecación. Está cegado por el poder. Su maniqueísmo es absoluto. No encuentra matices en la arena pública. Quienes lucharon por elecciones limpias, quienes enfrentaron la pobreza de miles de comunidades, quienes defendieron presos políticos, quienes denunciaron desapariciones forzadas, quienes encabezaron protestas en el viejo régimen, hoy son estigmatizados.

5.- Si no eres de Morena, no eres nadie. Así observamos como algunos cuadros de la sociedad civil, destacados unos, otros no tanto, se fueron pasando a las filas de Morena. Desde ahí guardan silencio sepulcral frente a los embates del neoautoritarismo: Guardia Nacional, Planta termoeléctrica, Tren Maya, Proyecto transístmico. Todo en el nombre del dedo del Señor.

6.- Sin contrapesos sociales, en otras palabras, sin una sociedad civil fuerte y participativa, no habrá gobierno democrático. Hoy el reto de la sociedad civil en México es construir un espacio de debate y de generación de propuestas, de confrontación inteligente y creativa frente a un poder que pretende ser absoluto. La expectativa que había generado un supuesto gobierno de izquierda se derrumba cada día con el peso de sus palabras.

#SíConLasOSC

*Director de Radio Universidad.

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

e-oaxaca en twitter

#Entérate Leoninos, contratos de gasoductos de CFE con empresas privadas: @lopezobrador_ https://t.co/DOy8fwsziL https://t.co/cL6hOnxDZI
h J R
e_oaxaca
#EOaxacaTeInforma Ganan ‘Gavilancitas’ @UABJO en su debut en la Universiada regional de Veracruz… https://t.co/VSivR9Qu7R
h J R
e_oaxaca
#Infórmate Feria estatal de empleo CDOAX, este 25 de marzo en Plaza de la Danza https://t.co/elBZFwTIXB https://t.co/3Yehs84LrD
h J R
e_oaxaca

Más en Miguel Ángel Vásquez de la Rosa