Connect with us

Llama Arzobispo a no dejarnos dominar por pasiones, instintos y demonio

Cuidado con la hepatitis A

+ “¿Por qué tantos pleitos, envidias rencores y deseos de venganza?”, se pregunta el Jefe de la Iglesia católica en Oaxaca y no encuentra respuestas

OAXACA, OAX., marzo 10.- Nuevamente el Arzobispo de Antequera Oaxaca, en su homilía de la misa dominical en Catedral, se preguntó porque tantos pleitos entre nosotros, porque tantas envidias, rencores y deseos de venganza, y puntualizó: porque hacemos a un lado a Dios que nos llama a amar, a perdonar y vivir en paz.

Nos olvidamos de eso, afirmó Monseñor Pedro Vásquez Villalobos y manifestó: eres un  hombre de fe que tienes que llenarte de Dios, practicar la virtud y que está Dios para que tengas otra clase de sentimientos.

Señaló, porque tanto deseo de poder, dominio, y afirmó: porque nos dejamos dominar por el tentador; agregó porque tanta vanidad, porque tanto creernos más que los demás, si piensas que tienes más inteligencia que otro, no lo humilles.

Indicó el Arzobispo, hacer a un lado tantas cosas que nos dividen, que nos hacen sentirnos más que los demás, sosteniendo que por encima de nosotros, solo está Dios.

Dijo: tú y yo estamos a la misma altura, yo no valgo más por ser su Arzobispo, tengo una misión  y encomienda, valgo como tú vales; no nos dejemos dominar por las pasiones, por los instintos, por el demonio.

Sírvámosle a Dios y pidámosle fuerzas para salir siempre victoriosos, como él salió victorioso. Las tentaciones no se nos van a acabar, toda nuestra vida vamos a tener tentaciones, el demonio no quiere que estés con Dios.

Si Dios quiere estar siempre en ti, ábrete a él, dijo a los fieles católicos presentes en la misa del medio día, en el templo de la Catedral metropolitana.

En otra parte de su homilía, dijo que el único dueño del universo es Dios, el demonio no es el dueño del universo, no es dueño de este mundo, lo es Dios, el creador es Dios, advirtió que el demonio te va a desgraciar la vida.

Afirmó que el demonio no puede darte gracia, no puede bendecirte, Dios bendice y solo  él da gracia, solo a Dios se le adora, al demonio no, solo a Dios se sirve. Somos criaturas que servimos a Dios.

Preguntó ¿y como te llenas de Dios? a travez de la oración, a través de obras buenas, si dejas que tus defectos te venzan, te está venciendo el maligno, no podemos con nuestra fuerza humana vencer al mal, Jesucristo tenía la fuerza divina, venció al maligno y no se olvidó de su padre Dios.

Terminó pidiendo a Dios que nos ayude a vivir esta Cuaresma, purificándonos, acercándonos a Dios, teniendo más práctica de la virtud, buscando llenarnos de Dios.

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Guillermo Castillejos Ávila / e-oaxaca.mx