Connect with us

Defensoría de Derechos Humanos en crisis

Guelaguetza 2019

CRÓNICAS DE LA ÍNSULA

Más de 40 aspirantes, la mayoría de escaso talento y menos vocación, se inscribieron para concursar en pos de obtener la titularidad de la Defensoría de Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO). Parecía un boom en la vocación por la defensa de esos derechos elementales.

Empero, en las entrevistas realizadas durante 20 minutos a los aspirantes, transmitido por video en Facebook, desde la cuenta del Congreso del Estado, por suerte pudo advertirse que Oaxaca conserva gente con talento y preparada. Sí hay quien ocupe y muy posiblemente haga buen papel en esa dependencia. Siempre y cuando no sean los traficantes de influencias que son los más probables.

Teoría y práctica debe ser la clave de la evaluación de los competidores. Huelga decir que la mayoría se hundió en la teoría, la que, como dijo Goethe, es gris y verde el árbol de la vida. Además de que no siempre con teoría de altura, pero, aunque lo fuera, sin los elementos de la realidad, sobre todo la oaxaqueña, esa teoría es inocua.

Sólo hubo un contendiente con los elementos teóricos y arrestos suficientes para ubicar la crisis institucional de la Defensoría, crisis en que la sumió la frivolidad de su aún titular, Arturo Peimbert. Fue un aspirante entrevistado el primer día quien dijo con toda claridad el problema principal actual de la DDHPO: la ausencia del titular no sólo de la institución sino de la ciudad de Oaxaca. Además de los pasos necesarios para rescatar a la defensoría.

El tiradero que deja Peimbert es escandaloso, por eso sus compañeros de aventura en esos años en la Defensoría, por elemental congruencia, deben quedar fuera. Quienes fueron funcionarios, consejeros ciudadanos (dizque) y asesores en esta etapa llevan el estigma de la complicidad.

También deben quedar fuera los emisarios de la Iglesia, cuyos sacerdotes violando las leyes se han inmiscuido abiertamente en este proceso, la Defensoría no debe ser coto de la Iglesia. No fue secreto que la defensoría para Peimbert fue la cuota entregada por el gabinato al clero oaxaqueño y sus aliados, como Flavio Sosa. No por nada el conocido mercenario político, tuvo posiciones para su gente con Peimbert. Recordar que algunos de los cercanos a Flavio sufrieron ataques al salir de antros de vicio en un vehículo de la Defensoría.

Flavio dejó la APPO por un nuevo y mejor membrete, COMUNA, él no necesita tener los cargos para tener el poder, desde ahí ubicó a su gente en posiciones. Como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la LXIV Legislatura está una diputada proveniente de COMUNA. Y como candidato a la Defensoría figura César Mateos, hombre de Flavio, también de COMUNA, de sus leales desde la extinta APPO. Mateos, personaje sin prestigio, puede ser Ombudsman .

También compite una mujer de larga estadía en redituables ONG´s defensora de Derecho Humanos que prudentemente dice, se ha avanzado con la Defensoría pero falta por hacer. Obvio, rezuman inteligencia para no criticar a su benefactor. Bueno hasta el Secretario Técnico del Congreso en la materia estuvo en la fracasada defensoría, Razhy González.

Los escándalos de malos manejos de los recursos públicos menudearon en años recientes, pero hay un dato oficial del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales de Oaxaca que revela a esa Defensoría:

“En la resolución al recurso de revisión 0004/2018, el Consejo General del IAIPO ordenó a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) que entregue la información concerniente al importe de la partida autorizada para el ejercicio 2018 para los gastos de operación de su Consejo Ciudadano”.

Lo anterior es parte de un boletín oficial del IAPO, que alimenta las denuncias de los malos manejos en la DDHPO, de la complicidad de sus Consejeros y de los que ahí estuvieron, obsecuentes, sin defender a esa institución fundamental. Por eso quienes estén con esos vínculos señalados deben quedar fuera de la designación del próximo titular de la DDHPO. De lo contrario la festejada transparencia y difusión de las entrevistas a los aspirantes habrá sido sólo una monumental burla a la sociedad.

www.revistaenmarcha.com.mx, lc.blas@gmail.com y @blaslc

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Cuauhtémoc Blas López