Connect with us

El mismo jueguito de Cronos, horario de verano

LIBROS DE AYER Y HOY

Si recordamos la vieja historia de los egipcios, cuando inventaron  las horas dividiendo el día en 24 de acuerdo a la longitud de las sombras, hay que volver 3 mil 500 años atrás, para enfrentarnos hoy, en el cuarto meses de 2019, a un  nuevo horario de verano.

¿Como hubieran arreglado ellos sus relojes de arena para robarle una hora al tiempo y como enfrentarían sus faraones a la multitud furiosa por someterla a esa molestia? Muchos que vivimos en el 2001 esa misma molestia en el  jefe de gobierno Andrés Manuel López Obrador, creíamos que en esta ocasión por ser el Presidente, el horario de verano  pasaría a mejor vida.

Vana inquietud, el horario sigue sin que haya un argumento claro de porque se aplica. De hecho la ventaja de la luz de la tarde que presuntamente ahorra energía, se estrella con la oscuridad del día tempranero, en el que muchos tienen que  usar luz eléctrica antes de salir de sus casas, encender la luz de sus carros y guiarse por las luces encendidas de las calles, con el consiguiente desperdicio de la misma energía.

En 1996 cuando Ernesto Zedillo puso en  marcha el horario,  muchos lo calificaron de servil y dijeron  que había obedecido las órdenes de los mandamaces de Wall Street, que querían un manejo de bolsas tempranero, cuando el alba repuntara.

Algo le debe haber quedado al ex presidente de ese servicio que hizo, porque se ha movido buena parte en el país vecino desde que dejó la presidencia en el año 2000.

VICENTE FOX ECHÓ POR TIERRA LA DEMANDA DE AMLO CONTRA EL HORARIO

Aquella divergencia del que era presidente de México Vicente Fox Quezada y el jefe de gobierno,  no fue de una hora sino de semanas y meses. De hecho ante dos decretos uno en contra y otro a favor, la Suprema Corte de Justicia rechazó ambos y  pasó el asunto al Congreso de la Unión.

Según se publicó entonces, fue el legislativo el que mantuvo el horario. Los que ahora se sorprenden de la instalación de consultas de parte de AMLO, olvidan que ya desde entonces las aplicaba  con mucho éxito.

Datos publicados de la encuesta que hizo para saber la opinión  sobre ese horario, señalan que el 75 por ciento votó en contra con 321 mil 933 votos para no aplicarlo. Quedó abierta, por otra parte, la diferencia a fondo con el cuasipanista Fox,  no solo por el horario, sino prácticamente por todo.

Esa rencilla fue la que planteó el desafuero con el desenlace que todos conocemos y la realidad  que hoy existe con  AMLO en la presidencia,  mientras Fox construye  su propia decadencia.

 ESTE HORARIO NOS DEVORARÁ SEIS MESES COMO CRONOS DEVORABA A SUS HIJOS

De los titanes, Cronos es uno de los más poderosos de la mitología griega (aunque aparece en otras) Hijo de Urano y de Gea, fue designado para cuidar el tiempo.

Pero enfrentado a su cruel padre, ayudó a su madre a deshacerse él y se quedó con el reino. Pero una maldición  lo perseguía, los oráculos decían que uno de sus hijos lo iba a destronar. Resolvió el problema devorando a los hijos que le nacían.

Pero uno de  ellos el hábil Zeus, que llegó a gobernar el Olimpo, fue ayudado por su madre Rea a sobrevivir, mediante la estratagema de darle a su esposo  una piedra en lugar de un niño.

Zeus, escondido, creció y en su momento  tal como habían dicho los oráculos, destronó a su padre (Cronos, Diccionario de Mitología de Francisco Caudet Yarza, Edimat Libros, España 2002).

El tiempo ha sido un  tema permanente de los poetas, escritores y artistas.  Pompeo Batoni el pintor italiano del siglo XVIII, lo diseñó señalando su paso en una joven  y una anciana y es él el que le pone nombre a su descendencia. Su hija es la Verdad, como lo sentimos a diario. Sabia virtud de conocer el tiempo decía Renato Leduc.

Para siempre -concepto tiempo-, Cronos  seguirá dando lata en el mundo, modelando la vida y  la vejez y jugando a las bromas para divertirnos, como ahora lo hace imponiéndonos de nuevo el horario de verano.

laislaquebrillaba@yahoo.com.mx

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Opinión