Connect with us

La reforma educativa de AMLO y el ‘Día del Maestro’

“Los educadores, más que cualquier otra clase

de profesionales, son los guardianes de la civilización”

Albert Einstein (1897-1955),

padre de la Teoría de la Relatividad

El pasado 15 de mayo tuvo una triple significación para el magisterio nacional y la sociedad mexicana en su conjunto: se conmemoró el “Día del Maestro”, la “reforma educativa” impulsada en el 2013 por el gobierno de Enrique Peña Nieto quedó suprimida y se promulgaron las modificaciones al Artículo 3º Constitucional de la iniciativa de reforma educativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, que reforma los artículos 3º, 31 y 73 de la Constitución, que establecen la obligatoriedad del Estado de garantizar desde la educación inicial hasta la superior.

Además, la educación será de excelencia y se mantiene la autonomía universitaria. Referente al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), se elimina como instancia de persecución en que se convirtió del magisterio y se crea un nuevo organismo que coordinará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que tendrá funciones sustantivas y trascendentes de realizar estudios, investigaciones y evaluaciones diagnósticas.

Se suprimen las evaluaciones punitivas, no ligadas a la permanencia en el empleo; serán de carácter formativo, diagnóstico e integral. Para el ingreso y promoción se ponderan los conocimientos disciplinares, psicopedagógicos, aptitudes y experiencia docente.

Además, se fortalece a la educación normal, reconociendo en ella su papel fundamental para la formación docente. Se eliminan los exámenes estandarizados y se reconoce el derecho de las maestras y los maestros a la capacitación y actualización.

Algo muy importante es que los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación se regirán por el Artículo 123 constitucional, apartado “B”. Se insiste en el ordenamiento constitucional de establecer directrices y medidas para garantizar la equidad de la educación. De igual forma, en incluir de manera obligatoria en los planes y programas de estudio, asignaturas que promuevan valores, ética y civismo.

En lo relacionado a la educación sexual, establece que es necesaria, indispensable y que no debe omitirse, debiendo transmitirse información y conocimiento con sentido científico, racional y ajena a asuntos que tienen que ver con la fe y dogmas.

Importantes como las matemáticas serán la historia, geografía, cultura, deporte, artes y las lenguas originarias, presentes en todas las clases de los niños en México. Trascendente por la importancia del contexto y las diferencias individuales biopsicosociales y emocionales de los educandos, que la educación no sea la misma en el medio rural y el urbano y el respeto a la identidad de la diferenciación de las regiones y culturas de los pueblos originarios, impartiendo clases bilingües en donde sea necesario.

Con relación a todo lo anterior, desde la promulgación de la Constitución de 1917 a la fecha, se han realizado 11 reformas al Artículo 3º Constitucional, la última por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En los últimos 30 años es la sexta reforma constitucional, todas muy parecidas en sus objetivos e intenciones: equidad, calidad en la educación, gratuidad, inclusión del sistema educativo, obligatoriedad, mejorar el aprendizaje, corregir el problema de las desigualdades educativas, mejorar la infraestructura escolar, profesionalización y actualización docente, perfeccionamiento de la currícula escolar y mejorar las condiciones laborales del magisterio.

Ante este escenario actual en que se dan las modificaciones constitucionales de la “reforma educativa” del presidente López Obrador se pueden valorar las siguientes acciones como hechos consumados:

1.- La victoria de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE al lograr dar marcha atrás a la reforma educativa peñista, la integración de sus propuestas, cambios en las modificaciones constitucionales y la entrevista especial que les concedió el Presidente de México el 20 de mayo del año en curso.

2.- El gobierno de AMLO llega fuerte por inercia ante el acuerdo tácito que de hecho existe entre ambos. Hubo amagos de manifestaciones y movilizaciones, pero hicieron efectiva su lucha magisterial permanente de 40 años.

3.- Por supuesto, estamos ante claroscuros, mejores condiciones que en el 2013 que sólo en 10 días ambas Cámaras de Legisladores aprobaron la reforma educativa de Enrique Peña Nieto; ahora, como se dice, “la forma es fondo”, han deliberado, debatido y discutido con todos los partidos –el PAN nunca estuvo de acuerdo, ni apoyó, pero sí hizo valiosas aportaciones–, sectores de la población, por parte de ambas Cámaras de Legisladores por 136 días, hasta la promulgación de la reforma educativa el 15 de mayo del presente año.

4.- Finalmente, el derecho constitucional plantea: “Lo que la constitución garantiza lo anula el reglamento”. Ante ello, en esta primera parte de las modificaciones de la reforma educativa a la Carta Magna que es trascendente, ambas partes lograron acuerdos y avances significativos. Esperemos con beneplácito y visión de futuro las leyes secundarias; ahí considero que está la clave y el futuro de la educación para el México de los próximos diez años.

Oaxaca de Juárez, Oax., a 27 de mayo del 2019

*Académico universitario, investigador y escritor. Profesor Normalista, Psicólogo Educativo, Mtro y Doctorante en Ciencias de la Educación.

Email: ggonzalormm@hotmail.com

 

 

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Gonzalo Ramón Mtz M.