Connect with us

Identifican a 8 personas que murieron por volcadura en Tlacolula, Oaxaca

OAXACA, OAX, julio 23.-  La volcadura de un automóvil sobre el kilómetro 10+400 de la carretera Cuajimoloyas-Díaz Ordaz, a la altura del municipio de Tlacolula de Matamoros, dejó un saldo de ocho personas muertas.

De acuerdo con un tuit de la Cruz Roja Mexicana en Oaxaca, en el accidente fallecieron cinco adultos y tres menores.

Los cuerpos de las ocho personas que perdieron la vida en el trágico accidente ocurrido en la carretera a San Antonio Cuajimoloyas, Ixtlán de Juárez, son veladas en San Bartolo Coyotepec y Ayoquezco de Aldama.

Se trata de un chofer de transsporte turístico que junto con su esposa, suegra, hijo y la familia de su concuño acudieron a divertirse a la comunidad de San Antonio Cuajimoloytas, situado en la Sierra.

Al retornar a la ciudad, en el kilómetro 10+400, en el paraje El Llano de Villa de Díaz Ordaz, la unidad de motor Chevrolet tipo Chevy con placas de circulación del estado de Puebla se salió de la carretera y las ocho personas perdieron la vida.

Al llegar personal de socorro confirmaron que en la zona estaban esparcidos los cuerpos, tres dentro del vehículo y otro más debajo del vehículo.

Miguel Ángel V.L. de 45 años de edad, quien se desempeñaba como chofer de transporte de turismo y vivía en el fraccionamiento La Parota en Puerto Escondido, fue quien perdió a su suegra, esposa e hijo.

El otro padre de familia fue Miguel M.O., quien tuvo su domicilio en carretera federal 131 en Ayoquezco de Aldama, Zimatlán de Álvarez y falleció su esposa y sus dos hijas.

Los cuerpos fueron reclamados por los familiares, quienes los trasladaron a San Bartolo Coyotepec y Zimatlán de Álvarez para ser velados de acuerdo con sus tradiciones y darles cristiana sepultura.

Del caso se inició la carpeta de investigación número 24719/FVCE/TLACOLULA/2019 por el delito de homicidio culposo.

Haga clic para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en La Jornada