Ataque químico deja al menos 100 muertos en Siria, denuncian activistas

Ataque

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitorea la guerra en Siria, dio una cifra de al menos 100 muertos, 11 de ellos niños. Por su parte, el Centro de Medios de Idlib, otro grupo activista, informó de docenas de muertos.

BEIRUT, abril 4.- Más de 50 personas murieron en una localidad norteña siria en un supuesto ataque químico, según dijeron activistas sirios de oposición, que describieron el suceso como el peor ataque en los seis años de guerra civil.

Ataque-en-siria

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que monitorea la guerra en Siria, dio una cifra de al menos 100 muertos, 11 de ellos niños. Por su parte, el Centro de Medios de Idlib, otro grupo activista, informó de docenas de muertos.

El centro de medios publicó un video en el que se veía a personal médico intubando a un hombre inconsciente, al que se había desvestido salvo por la ropa interior, y conectando un respirador a una niña pequeña a la que le salía espuma por la boca.

Ni el gobierno en Damasco ni ninguna agencia internacional hicieron comentarios sobre el suceso en un primer momento.

Se trata de la tercera acusación sobre un ataque químico en Siria en una semana. Las dos anteriores se reportaron en la provincia de Hama, en una zona cercana a Khan Sheikhoun, donde se habría producido el ataque del martes.

Las noticias se conocieron en la víspera de una gran reunión internacional en Bruselas sobre el futuro de Siria y la región, que tendrá como anfitriona a la alta representante de la Unión Europea, Federica Mogherini.

La Sociedad Médica Sirio Estadounidense, que apoya a hospitales en territorio controlado por la oposición, dijo haber enviado un equipo de inspectores al lugar antes del mediodía y que había una investigación en marcha.

Los activistas sirios no tenían información sobre qué agente podría haberse empleado en el ataque, que atribuyeron a un bombardeo del gobierno sirio o de aviones rusos de combate.

En un primer momento tampoco estaba claro si todas las muertes se debían a la asfixia o a lesiones sufridas en el bombardeo.

Los hospitales improvisados se llenaron rápidamente de personas con síntomas de asfixia, explicó un activista.

El hospital en la cercana Sarmin —también en la provincia de Idlib, y a donde se trasladaron algunos de los casos graves— está equipado para responder a ataques químicos de esa clase porque la ciudad también sufrió un ataque en los inicios de la insurgencia siria, explicó Mohammed Hassoun, un activista de medios en Sarmin. Ese hospital se encuentra a unos 50 kilómetros del lugar del ataque.

“Debido a la cantidad de heridos, se los distribuyó en la zona rural de Idlib”, explicó por teléfono. “Aquí hay 18 casos graves. Estaban inconscientes, tuvieron ataques y cuando se les administró oxígeno, sangraron por la nariz y por la boca”.

Hassoun, que estaba documentando el ataque para la sociedad sirio-estadounidense, dijo que los médicos en el lugar habían dicho que probablemente se había empleado más de un gas.

“El gas cloro no causa esas convulsiones”, dijo, añadiendo que los médicos creían que se había utilizado gas sarín.

Durante el conflicto sirio se han registrado varias acusaciones de ataques con armas químicas, en especial cloro. El peor incidente registrado hasta la fecha, según un reporte de Naciones Unidas, fue un ataque con gas sarín en agosto de 2013 contra el suburbio de Ghouta, en Damasco, en el que murieron cientos de civiles.

La Coalición Siria, un grupo de oposición con sede fuera del país, atribuyó a la aviación siria el ataque en Khan Sheikhoun, que se encuentra al sur de la ciudad de Idlib, capital de la provincia.

El grupo afirmó que los aviones habían lanzado misiles con gases venenosos que mataron a docenas de personas, muchos de ellos mujeres y niños. La coalición describió el ataque como una “espantosa masacre”.

Fotografías y videos de Khan Sheikhoun mostraban cuerpos tendidos de niños y adultos, algunos con problemas para respirar, otros con espuma en la boca.

Un médico que se identificó con el pseudónimo de doctor Shajul Islam porque temía por su seguridad dijo que su hospital en la provincia de Idlib había recibido tres víctimas, todas con pupilas contraídas y que no reaccionaban a la luz. Publicó un video de los pacientes en su cuenta de Twitter.

La contracción de las pupilas, las dificultades respiratorias y la espuma en la boca son síntomas asociados habitualmente con la exposición a gas tóxico.

El grupo opositor Defensa Civil Siria, que hace labores de búsqueda y rescate, difundió imágenes en las que se veía a paramédicos lavando a víctimas, pero no publicó una cifra de afectados.

La plataforma activista Assi Press publicó un video en el que se veía a varios paramédicos trasladando a víctimas del lugar en una camioneta descubierta. A las víctimas se las había dejado en ropa interior. Muchas parecían inconscientes.

El grupo neoyorquino Human Rights Watch ha acusado al gobierno sirio de realizar al menos ocho ataques químicos con gas cloro contra zonas residenciales controladas por la oposición durante los últimos meses de combates por Alepo el año pasado, en los que murieron al menos nueve civiles y 200 resultaron heridos.

Además, una investigación conjunta de Naciones Unidas y el organismo internacional supervisor de armas químicas determinó que el gobierno sirio era responsable de al menos tres ataques en 2014 y 2015 con gas cloro, y que el grupo extremista ISIS era responsable de al menos uno con gas mostaza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *