Condena APO agresión contra periodistas en Tuxtepec y Matías Romero

OAXACA, OAX, marzo 14.- La Asociación de Periodistas de Oaxaca (APO) condena enérgicamente las agresiones a la libertad de expresión en contra de nuestros compañeros periodistas de Tuxtepec y de Matías Romero, por parte de sendas autoridades municipales.

Periodistas

La agresión a los periodistas de Tuxtepec inició con la clonación de las páginas de Facebook de los compañeros: Claudia Ramos Díaz y Oswaldo Martínez Oropeza. Periodistas que se han caracterizado por ser críticos de la actual administración municipal. Los infractores presentaron  un audio acompañado de una imagen y reproducido como video, que presuntamente correspondía a la que era directora de Comunicación Social, Luisa Hernández Cunjama. Con este argumento ella fue despedida.

La invasión a las cuentas de los compañeros fue tan descarada que motivó al gremio de la prensa de  la región Cuenca, alrededor de 50 compañeros, a pronunciarse contra el acoso, la censura y el espionaje, evidentemente prohijada por colaboradores del alcalde de Tuxtepec, Fernando Bautista Dávila. Concretamente por Bartolo Estrada Campechano y Pablo Estrada Tenorio, padre e hijo que trabajan ahí en evidente conflicto de intereses.

Por si fuera poco y como mayor agravante, compañeros directivos de medios recibieron llamadas de funcionarios municipales de Tuxtepec que a nombre del presidente pedían el despido de los compañeros periodistas que protestaron.

Los periodistas de Tuxtepec responsabilizan al ayuntamiento tuxtepecano, y en especial a Bartolo Estrada Campechano y a su hijo, Pablo Estrada Tenorio, presuntos autores de estas agresiones, de cualquier atentado contra ellos.

En Matías Romero la policía municipal detuvo y encarceló al compañero periodista de radio Romualdo Santiago Santiago. Sucedió cuando él estacionaba su auto supuestamente en zona prohibida. Llegaron con toda la prepotencia que el compañero deduce iban por él con cualquier pretexto. Lo golpearon y subieron a la patrulla exhibiéndolo cual delincuente. El motivo: las críticas que la ciudadanía hace al gobierno municipal de Marco Antonio Cabello Mares en el programa Encuentro que dirige y conduce el comunicador.

Esta detención fue a todas luces arbitraria pues hasta el momento no le han entregado al compañero el acta administrativa que especifique por qué fue detenido y encerrado dos horas en la cárcel municipal, incomunicado ante la angustia de su familia y gente que quería saber de él. El periodista agredido y demás compañeros que han protestado por esta violación a los derechos constitucionales hacen responsable al edil Marco Antonio Cabello de lo que pueda sucederle a ellos o a sus familiares.

Desde la Asociación de Periodistas de Oaxaca nos pronunciamos en contra de estos actos de barbarie que laceran la libertad de expresión en Oaxaca y conminamos a las autoridades municipales y al ejecutivo estatal a velar por el respeto a nuestras garantías constitucionales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *